Los amortiguadores son de los elementos más importantes para un vehículo, sobre todo a nivel de seguridad, sin estos, el auto no funcionaría bien y aumenta la posibilidad de que ocurran accidentes, o en el mejor de los casos, se dañen muy rápido algunas partes del auto.

Como funcionan de los amortiguadores:

El sistema de amortiguación forma parte del sistema de suspensión y se encuentran ubicados entre el chasis y las ruedas del auto.

Cada amortiguador se ubica anclado al vehículo con un eje y dos tubos de acero. El externo contiene aceite, mientras que el interno es del de compresión.

En el extremo se encuentra el pistón que desplaza el tubo interno. Al suceder esto, el aceite es succionado para que circule por las válvulas del tubo y soporte la tensión.

Cuál es el propósito de los amortiguadores:

Dentro de las funciones principales esta la de mantener el control del bamboleo de la suspensión al circular, a los efectos de ganar adherencia y evitar tumbos.

También son de suma importancia para lograr estabilidad en las curvas, sobre todo cuando se va a una velocidad considerable.

Otra función importante es la de reducir la distancia de frenado, con esto se disminuye la posibilidad de accidentes de tránsito.

Por último, mejora la utilización de la reversa debido a que se absorben los impactos que se producen por la irregularidad del terreno.

Mantenimiento y prevención:

Los amortiguadores son una parte fundamental del vehículo, y su desgaste puede poner en riesgo tu seguridad y la de tu familia. Por eso es importante revisarlos con frecuencia y realizarles el mantenimiento necesario.

Si los amortiguadores se endurecen, puede que todavía contribuyan a la estabilidad del auto, pero se reduce la comodidad. Por otro lado, si estos están muy blandos, es posible que pierdas el control del vehículo.

Así que es importante mantenerlos en un punto intermedio para evitar cualquier percance. Si este trabajo no lo sabes realizar tú, es mejor que acudas a un experto mecánico que supervise el estado de los amortiguadores. El chequeo constante es importante para tu seguridad y la de los tuyos.